23 abril 2007

Corrección política


Es el último anuncio para la prevención de la drogadicción de la Comunidad de Madrid. La iniciativa es loable, pero la corrección política apesta. Por la lápida sabemos que la pobre Ana ha muerto, y también que sus allegados piden que requiescat in pace (de ahí el R.I.P.), pero no sabemos a Quién se lo piden, ni dónde quieren que descanse, porque algo falta.

¿Por qué han suprimido la cruz de la lápida? ¿a quién puede ofender? ¿qué es ese adefesio que la sustituye? ¿es creación libre del publicitario o símbolo de alguna sociedad iniciática?

A aquellos de vosotros que me honráis leyéndome desde otros países (ver mapita de abajo), os diré que en la Comunidad de Madrid no gobiernan los socialistas, sino el conservador Partido Popular. Partido que cuenta con grupo gay propio y con notorios masones en sus filas, pero que parece que se avergüenza de que las lápidas lleven cruces.

10 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

¡Bien observado!

take five dijo...

bien cogido.
Pero yo creo que no es mas que un deseo de ser como muy moderno osea del creativo.

Hace falta un nivel de inteligencia y de mala leche considerable para ser tan sutil. La mala leche la tienen, pero la capacidad de descender a tanto detalle, creo que no. A pesar de los menospreciados y algunas veces sobrevalorados masones.

Soy diseñador y apostaría que es cosa del creativo. Sin mas. Pero no deja de ser un síntoma de la gangrena.

Take Five dijo...

por cierto, gracias por el ofrecimiento

¿no será lo que contiene este enlace?:
http://recursos.cnice.mec.es/etica/recursos_04.rtf

si no, dímelo y te mando un correo para que me remitas la que me comentabas.

Claudio dijo...

bueno, después de que los listos de la CAM, hicieran esa campaña de "Espe -jo de Madrid" (Telemadrid), pues no me extraña que sean tan insulsos, y tan estúpidos.

Eso es como lo del minuto de silencio, que queda muy mono, pero es un tributo a la nada. Nosotros,y muchos otros que creen en Dios, rezan a alguien.

Dal dijo...

Quizás es que yo sea un mal pensado, Take Five, pero me cuesta creer que no sea intencionado. Es más fácil tomar una lápida cualquiera que coger una y, ¡oh casualidad! hacer que desaparezca la cruz. Pero, ya te digo, igual son cosas mías porque, con la que está cayendo, tengo la sensibilidad a flor de piel.

No, la referencia que das no es la de la conferencia de Quintás. Está en audio y la dio en la Universidad Francisco de Vitoria hace un par de años. Si la quieres, ya sabes.

Dal dijo...

Totalmente de acuerdo, Claudio. Sobre lo ridículo del minuto de silencio hablé en otra entrada hace algún tiempo.

Carlos RM dijo...

Pues a mí, lo que me "molesta" de esta imagen publicitaria es que no parece española. ¿Es frecuente aquí ese tipo de lápida? A mí me remite al mundo anglosajón, aunque tal vez esté equivocado. Por otra parte (y también en esto puedo estar equivocado, claro) ¿qué hay de extraño en que el PP, que no es más que un partido político (de nuevo pp) tenga un grupo gay, o tenga militantes masones, o...?

Dal dijo...

Carlos, conociendo al PP y a quienes lo dirigen, no hay nada de extraño: es un cocktail extraño entre corrección política, derecha vergonzante y relativismo moral, pero es una pena. Para eso ya está el PSOE.

Y tanto la masonería como la homosexualidad (que no los masones o los homosexuales, ojo) son radicalmente incompatibles con la fe católica, que muchos profesamos. Con lo cual, no tenemos opción de voto razonable, sino una alternativa perversa: el mal menor o la abstención.

Verónica dijo...

Me incorporo tarde a vuestro debate. Tengo que confesar que yo no me di cuenta (miope de mí) de que faltaba la cruz de la lápida. El anuncio, por lo demás, no me parece malo del todo.

Para muestras de corrección política, el anuncio que aparece en algunas estaciones del Metro, del Zoo de Madrid. Aparece la imagen enorme de la cara de un león, y en la otra mitad, la imagen, también gigante, de un niño de unos ocho años. El slogan lapidario es "Los animales nos enseñan a ser mejores personas". Más abajo, sentencia: "Un león nunca utilizaría la violencia para humillar a alguien". ¡Toma ya! Desde luego, el publicista se ha lucido. La visión antropológica que late es terrible, muy en la línea del Arsuaga de Atapuerca, o del "proyecto simio" del PSOE. Hasta ahora no leído/oído ningún comentario al respecto.

Anónimo dijo...

Presidenta : Doña Esperanza Aguirre Gil de Biedma