28 septiembre 2007

Exaltación del rito

Quienes mejor expresan la verdad son los poetas:

Exaltación del rito

Quien no comprende la razón del rito,
quien no comprende majestad y gesto,
nunca conocerá la humana altura,
su vano dios será la contingencia.
Quien las formas degrada y luego entrega
simulacros neutrales a las gentes
para ganarse fama de hombre libre,
no tiene dios ni patria ni destino.

JMM (Europa)

Qué actualidad la de estos versos imperecederos, cuando sólo parecen creer en las banderas quienes las retiran o las queman.

7 comentarios:

Saki Kekonen dijo...

El rito está animado por un poder inmanente, una especie de virtud espiritual.
Marcel Mauss

Los ritos que desde cierto positivismo decimonónico se consideraron una reliquia del pasado nos han demostrado, en el inicio del siglo XXI una vez más, su vigencia ineludible.
Nuestra condición social nos lleva a la necesidad de compartir también socialmente nuestras emociones, y esa vivencia social multiplica y refuerza nuestra intimidad y renueva nuestra conciencia de estar vivos.
Como enseñaba el sabio Confucio los Ritos construyen, por la fuerza de su belleza y por su estructura teatral y no dialéctica el momento de la unidad y todos sabemos que cualquier empresa necesita unir las voluntades de sus participantes, superando la tendencia espontánea a la división y la confrontación.
El rito es la forma de sentir el poder, la fuerza y la capacidad transformadora que tiene el individuo cuando se siente unido –en espíritu- con otros orientado por un mismo sentimiento y con una voluntar de ser y hacer unitiva.
Entre nosotros han sido las Iglesias las instancias que de una manera más consciente han conservado esa sabiduría espiritual y poética asociada a los ritos, pero existen otras tradiciones que también han reconocido al rito un valor positivo –por ejemplo la masonería- y todas las sociedades espontáneamente han creado y recreado ritos y liturgias civiles, sociales y lúdicas para teatralizar y retroalimentar emociones colectivas, desde aquellas luminarias con las que concelebrábamos a algunos de nuestros cantautores favoritos en los ya lejanos años de la Transición democrática, hasta las parafernalias inventadas por las denominadas tribus urbanas vinculadas al fútbol, a la moda o al rock.
Javier Otaola

Dal dijo...

Hombre, Saki, qué alegría verte por aquí de nuevo.

Sí, no hace falta destacar la importancia del rito para vosotros los masones. Lo que pasa es que, en mi humilde opinión, vosotros lo extrapoláis, de forma que casi llega a ocupar el lugar de lo referido.

Para nosotros el rito es, entre otras cosas, el modo de contribuir a expresar algo inefable y solemne, pero delimitado y conocido. Es capital, pero en última instancia secundario. Me da la impresión de que para vosotros acaba siendo casi lo único que tenéis, porque lo expresado es del todo desconocido o está totalmente oculto. Vamos, una forma de gnosticismo.

Lo dicho, qué bien que vuelvas. Saludos cordiales.

Saki Kekonen dijo...

Querido Dal: me alegro de que hayas tocado el tema del rito. Una precisión a tus palabras: el rito en masonería no es sustitutivo sino suscitador, no necesariamente de la gnosis (habría que ver que se entiende por gnosis) sino del Ser: gnosis te auton.

Juan Manuel Macías dijo...

Me fastidia corregir, pero la cita correcta sería "gnóthi se autón", con el imperativo en -thi y el pronombre personal "se". Un saludo, Dal, que hacía tiempo que no me pasaba por aquí.

Dal dijo...

Gracias por la corrección, Juan Manuel, que estoy seguro Saki agradecerá también.

¡Qué bueno verte por aquí de nuevo!

Saludos cordiales,

DAL

Jesús Beades dijo...

Precisamente...

http://poesiadigital.es/index.php?cmd=critica&id=111

Saki Kekonen dijo...

Agradezco la corrección, "gnóthi se autón", he ahí el objeto de la ritualidad masónica. Conocer el ser es el primer paso estrictamente filosófico llegar al fondo del ser (Tillich) sería el propósito religioso.
Un cordial saludo a todos.