05 noviembre 2007

Miami

Estoy en Miami asistiendo a dos congresos sucesivos sobre arbitraje. Aprovechando la coyuntura y a la vista de que la estadía era lo suficientemente prolongada, Carmen ha decidido acompañarme. Su decisión ha venido únicamente motivada por razones de solidaridad conyugal ante el tedio de estos eventos, y ni el sol, ni la multitud de centros comerciales ni la actual paridad dólar/euro han tenido influencia alguna en tan altruista decisión.

Total, que aquí estamos "como dos palominos atontaos", según gloriosa expresión conquense, que merecería estar en el Corominas.

Seguiremos informando.

2 comentarios:

jmn dijo...

¿Cuenca? ¿Pero existe? ¿No era un mito?

Envidia cochina que me dais

Miriam dijo...

Efectivamente, lo del arbitraje debe ser un rollo. Dile a Carmen que se deje de altruismos, y que se de un garbeo por los centros comerciales para ponernos a su vuelta los dientes largos a las amigas. ¡Disfrutad... todo lo que podáis!