11 febrero 2007

Era Newton, machote

Esto de la progresía, es lo que tiene.

10 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Creo que la gracia (pretendida) del chiste que hoy reproduces es que a Galileo no se le ocurrió nada con el manzanazo. O sea, que no es un error de Forges sino una chorrada. Tú que eres muy bien pensado, has preferido imputarlo mejor a su ignorancia, siempre vencible, que a su irremediable malaje

Dal dijo...

Pues fíjate, a mí me parece que es una simple metedura de pata, y además un semi-plagio. Me recuerda a un chiste del genial (este sí) Mingote, en el que, con las Meninas en segundo plano, Velázquez se lamentaba de que había días en que a uno no se le ocurría nada.

En cualquier caso, un buen ejemplo de la diferencia entre tu bondad intrínseca y mi maledicencia. A ver si leyéndote más voy mejorando.

Verónica dijo...

Pues a mí, la verdad, el chiste me parece buenísimo. Y diré, en descargo de Forges, que es de lo mejor que tiene la retroprogresía: es padre de seis hijos. Y alguien así merece todos mis respetos por valiente, cuando menos.

Lo de "ostri" me parece genial. Y aun suponiendo que fuera un lapsus (lo de Galileo por Newton), el mejor escribano tiene un borrón, ¿o no?

Jesús Beades dijo...

"lo mejor" (de la retroprogresía o el neofachismo) ¿Se mide en número de hijos? ¡Cáspita!

Dal dijo...

Qué buena eres tú también, Verónica. A mí me parece que Forges ha perdido la poca gracia que en su día tuvo. Si tuviera que elegir a un humorista de izquierdas (¿oximoron?), me quedaría con El Roto, a pesar de los pesares.

Muy bueno, Beades. Creo que Rousseau tuvo también bastantes hijos así que, aunque fuera dejándolos por las inclusas, debía de ser un tío fenomenal.

Verónica dijo...

Beades, muy bueno. Me habré expresado mal. No se mide en número de hijos, está claro. Pero me sigue pareciendo un dato significativo, y me causa admiración, ¿a Vd. no?

Jesús Beades dijo...

A mí, depende.

Verónica dijo...

Ok, lo dejamos en tablas.

PD. Sale Vd. muy bien en la foto.

Dal dijo...

Muy femenino tu giro, Verónica: das por empatada una disputa en la que estabas derrotada, y lo compensas con un piropo.

Verónica dijo...

¿Cómo que derrotada?