17 enero 2008

Tristán e Isolda

Llevo un par de semanas sin vivir en mí, y hoy es el gran día. Esta tarde, a las 19.00 (D.m.) me enfrentaré por primera vez a Tristán e Isolda en vivo. El Anillo es una de mis pasiones, pero hasta ahora no había entrado en Tristán que, como Parsifal, impone respeto. Ardo en deseos. López Cobos es buen bruckneriano, así que dirigirá bien a Wagner. La pena es que en la representación de mi abono no canta Waltraud Meier. La gran alegría, que me reencuentro con Jon Fredric West.

4 comentarios:

Breo Tosar dijo...

¡Qué envidia!

Carlos RM dijo...

¿Y?

Dal dijo...

Mañana sin falta. Anticipo que fue apoteósico.

filomeno2006 dijo...

Obra que también le gusta mucho al Sr. Alcalde, Ruiz Gallardón