25 junio 2007

Ley del libro

Otra ley más. ¡Una ley de la lectura y del libro! Dentro de poco sacarán una ley regulando la audición de música o el amor, y si no, al tiempo.

Semejante vorágine regulatoria me provoca indignación, hastío y repugnancia, y me invita al anarquismo.

Al anarquismo católico y conservador, eso sí.

1 comentario:

Verónica dijo...

Lo suscribo. Igual comentario se podría hacer de la ley del Cine, que impone la famosa cuota de pantalla a los exhibidores, obligándoles a exponer películas españolas, aunque a los españoles no nos dé la gana de ir a verlas.
Y encima, no les quieren pagar un duro por las pérdidas que seguro van a tener. No me extrañan que estén en pie de guerra... Pero es que la gente del cine, ya se sabe, ha prestado importantes servicios a la "causa" que ahora hay que recompensar.

Sin comentarios.